enero 07, 2010

Apoyos de plomo

Desde el 13 de diciembre los comandos de ambas candidaturas presidenciales en carrera han desatado una carrera de fichajes por figuras de quienes eran partidarios de los candidatos perdedores de la primera vuelta. Mientras más han demorado en cristalizar dichos fichajes o apoyos, más caros han costado, porque tras ellos hay negociaciones, rogativas, cesiones, cuyos trasfondos son ven la luz pública, salvo cuando se filtran. Muchos de estos fichajes más parecen apoyos de plomo por el tenor o las razones que las filtraciones delatan. Por otra parte, el apuro se explica porque mientras más demore en concretarse un apoyo, menos impacto tendrá en el resultado electoral. La demora también es índice del grado de perdición, de indefinición, de capricho, de dejarse querer o de megalomanía en que está el personaje que se trate.

Por ejemplo, Arrate desde la primera hora definió su opción, la que incluso era conocida desde antes del 13D, no así la de Mulet quien recién ahora afirma que “no hay por dónde equivocarse”, así como el apoyo del diputado por Rancagua, Esteban Valenzuela, cuando declara que “es una lata votar por el mal menor”.

Por el otro lado uno de los primeros fichajes fue el de quien fuera uno de los puntales del programa económico de Marco, Paul Fontaine, de quien ya se sabía que su corazoncito latía más para un lado que para el otro; luego el del Pollo Véliz a cambio de un compromiso de su candidato por la construcción de canchas deportivas. El más reciente ha sido el de un analista político, Pato Navia, que se pasó al otro lado después que el candidato le asegurara que no vería figuras del pinochetismo en puestos clave; que su gobierno no sería un club de Cachagua, esto es, donde solo habrían personajes empingorotados de lustrosos y rancios apellidos, y que separara la política de los negocios. Otro conspicuo personaje, a raíz de esto último fue fichado por el otro lado porque como dicen en el campo y afirmara él mismo "política y dinero no son buenos compañeros". Como podemos ver, de todo hay en la viña del Señor.

Mientras tanto, el candidato que quedó fuera de carrera, se sigue dejando querer para pronunciarse. Mientras se da el lujo de seguir disparando y manteniendo en ascuas a ambos candidatos con frases crípticas tales como “con uno se retrocede, con el otro no se avanza”, “ambos son candidatos del pasado”, además de pedir que le sirvan en una bandeja de plata las cabezas de 4 presidentes partidarios. Solo consiguió dos, la de quienes estimaron que los beneficios que reportan sus sacrificios son superiores a sus costos. Los otros dos estimaron lo contrario. Aunque le hubiesen servido las 4 cabezas no creo que se haya conformado porque el apetito de Marco a estas alturas es insaciable.

En este contexto se ha desenvuelto la campaña presidencial, y es este espectáculo, del cual solo he mostrado algunos botones de muestra, y donde Marco ha sido uno de sus protagonistas más vistosos, el que degrada el quehacer de la política. Por mi parte, entiendo que la política no es eso, es otra cosa.

Me llama poderosamente la atención cómo en los últimos tiempos se ha basureado con la Concertación, no solo desde la oposición, sino de quienes se han ido de ella emporcando su propio nido que los vio desarrollarse, sumándose a las diatribas de los oponentes sin mayores reflexiones y perdiendo totalmente el sentido de las proporciones, olvidando el aporte de la Concertación a la construcción del país que tenemos en los últimos 20 años. Sumando y restando, lo bueno y lo malo, lo que importa es si el saldo es positivo o negativo.

Me resisto a subirme al carro del cambio per se porque hay cambios y cambios. Si me dicen “súmate al cambio” lo que corresponde es preguntarse “¿a cuál cambio? Porque hay cambios hacia la derecha o hacia la izquierda; hacia delante o hacia atrás. Siento que nos estamos llenando de eslóganes sin contenido, sin mayor reflexión. Por ello me he resistido a caer en la tentación de estigmatizar a la Concertación por sus comportamientos negativos, que por cierto los ha tenido y los tiene. Y ante los cuales no debemos hacer la vista gorda, sino que por el contrario, enfrentarlos y resolverlos, pero ello no lo lograremos yéndonos para la casa o pasándonos a la acera del frente por más difícil que sea cambiar las cosas desde adentro. La pelea hay que darla desde adentro, no desde afuera. Los problemas de familia no se resuelven fuera de ella, sino que en su interior.

Voy a terminar por citar un solo ejemplo de un concepto por el que se ataca a la Concertación y sobre el cual se machaca una y otra vez en forma demagógica con la graciosa multiplicación de los medios de comunicación masivos controlados por la oposición: la corrupción. Se citan casos al por mayor, y se machaca con la misma cantinela que cualquiera pensaría que estamos llenos de corruptos, que toda la Concertación es corrupta. Sin embargo los indicadores internacionales en esta materia no dicen eso, por el contrario, nos sitúan en posiciones que nos debieran hacer sentirnos orgullosos. Nuestro prestigio a nivel internacional, tanto en este ámbito como en muchos otros, nos dicen que la Concertación no lo ha hecho tan mal. Por cierto que podemos hacerlo mejor, pues hagámoslo mejor, pero no nos andemos disparando a los pies para deleite y disfrute de quienes se arrogan una condición de impolutos que no poseen.

Si alguien piensa que quien escribe estas líneas es un funcionario del gobierno, que tiene un cargo político, y que por tanto respira por la herida, se equivoca. Solo me anima el interés por colocar las cosas en su lugar, por no perder el sentido de las proporciones, que siento que se ha perdido, y que por ello, está en riesgo la continuidad de una coalición de gobierno que a lo largo de toda su andadura tiene más luces que sombras. Sumando y restando, el saldo es a favor. La tarea no es destruir la coalición sino mejorarla de forma tal que el saldo sea más a favor que el actual.

Mi voto por FREI no es porque sea “el mal menor” sino porque representa el “mayor bien”. Mi invitación es a ver el vaso medio lleno antes que el vaso medio vacío, a tener confianza, a volver a creer.

3 comentarios:

Rafael dijo...

Amigo mio, en mi humilde parecer,si se llegará a perder estas elecciones, no obedecería principalmente a los efectos de últimas actividades "promocionales" estentoreas de ambos candidatos, o al candidato Frei o al efecto MEO y otros efectos coyunturales.

Esto tiene que ver con "Super estructura", como diría un desprestigiado y arcaico pensador marxista, es decir con las variables que condicionan el modo de entender la realidad de los votantes. Me permito referir mi atención a una de ellas: los medios de comunicación.

La derecha gana cuando TVN

1. Empieza a seguir las mismas pautas programaticas que los "otros canales".(realities, competencias de coro, animal nocturno, calle 7, etc). Como diría Silvio, a donde fueron a dar Programas com "el mirador", el show de los libros, los programas de análisis politico, tal vez en alguno de ellos, pudiesen haberse mostrado la investigación de la CIA, sobre el origen de la fortuna del candidato aliancista. O esto sería campaña sucia.......

2. Las mismas pautas noticiosas. Media hora de delicuencia al inicio de cada noticiario......

3. La misma lógica de dirección. un canal con rentabilidad. Por tanto que dependiera fundamentalmente del rating y por tanto de los grandes auspiciadores,
Hasta estas alturas, me resulta paradijico, que el hermano de MIGUEL JUAN SEBASTIAN Piñera, hubiese sido el Director ejecutivo de TVN 2001.2004. (habría que investigar que paso esos años).

Pero no hay tiempo, hay que ir a ver peloton, a ver si la hija de la Geisha tuvo un nuevo amorío.

Amigo mio, en sintesis, nos paso lo que a la rana dentro de la olla.....empezó a hervir el agua lentamente, y tarde se dió cuenta que estaba cocinada.....

Rafael dijo...

Amigo mio, en mi humilde parecer,si se llegará a perder estas elecciones, no obedecería principalmente a los efectos de últimas actividades "promocionales" estentoreas de ambos candidatos, o al candidato Frei o al efecto MEO y otros efectos coyunturales.

Esto tiene que ver con "Super estructura", como diría un desprestigiado y arcaico pensador marxista, es decir con las variables que condicionan el modo de entender la realidad de los votantes. Me permito referir mi atención a una de ellas: los medios de comunicación.

La derecha gana cuando TVN

1. Empieza a seguir las mismas pautas programaticas que los "otros canales".(realities, competencias de coro, animal nocturno, calle 7, etc). Como diría Silvio, a donde fueron a dar Programas com "el mirador", el show de los libros, los programas de análisis politico, tal vez en alguno de ellos, pudiesen haberse mostrado la investigación de la CIA, sobre el origen de la fortuna del candidato aliancista. O esto sería campaña sucia.......

2. Las mismas pautas noticiosas. Media hora de delicuencia al inicio de cada noticiario......

3. La misma lógica de dirección. un canal con rentabilidad. Por tanto que dependiera fundamentalmente del rating y por tanto de los grandes auspiciadores,
Hasta estas alturas, me resulta paradijico, que el hermano de MIGUEL JUAN SEBASTIAN Piñera, hubiese sido el Director ejecutivo de TVN 2001.2004. (habría que investigar que paso esos años).

Pero no hay tiempo, hay que ir a ver peloton, a ver si la hija de la Geisha tuvo un nuevo amorío.

Amigo mio, en sintesis, nos paso lo que a la rana dentro de la olla.....empezó a hervir el agua lentamente, y tarde se dió cuenta que estaba cocinada.....

Víctor Ramió dijo...

Voy a publicar por primera vez, y quizás la última, un tema con contenido político.
Saludos.

 
Blog Directory