marzo 30, 2017

Venezuela se hunde

Venezuela se está hundiendo de la mano de un gobierno corrupto que tiene sus raíces en el combate a la corrupción. En efecto, el predecesor de Maduro fue Chávez, quien emergió a partir del derrumbe de los partidos tradicionales corrompidos hasta la médula al amparo de la bonanza petrolera. 

Los gobiernos de Chávez, respaldados por las FFAA y la mayoría ciudadana, lograron perpetuarse gracias a políticas sociales sostenibles gracias a un alto precio del petróleo, recurso del cual han usufructuado al por mayor en el corto plazo, pero sin visión de futuro. Pan para hoy, hambre para mañana. Ahora, ese mañana es hoy.

El precio del petróleo se derrumbó arrastrando consigo lo que estamos viendo. Sálvese quien pueda. Los militares están sosteniendo a Maduro a como dé lugar. Un golpe solo lo pueden dar ellos mismos, pero toda la oficialidad está manchada por la corrupción. Han cooptado al poder judicial que se ha prestado para suprimir al poder legislativo.

La derecha debe estar sobándose las manos, particularmente la derecha dura; de este trance, tanto las FFAA como la izquierda, salen muy maltrechas. Se la farrearon defraudando a todo un pueblo que confió en ellos.

Desde hace tiempo que Maduro no es sino un títere de las FFAA que lo sostienen. ¿Lo cambiarán por otro? ¿a cambio de qué? Hace rato que Maduro se cae de maduro. Las negociaciones que habrán bajo la mesa, serán de miedo. Lo más probable que las FFAA condicionen su salida a cambio de que en el futuro se haga la vista gorda ante todos los escándalos financieros perpetrados a lo largo de estos años. 

Solo cabe llamar a elecciones y que el pueblo decida en forma democrática quienes lo conducirán para salir de este tracne, ahora en un marco de escasez de recursos. Se farrearon los tiempos de abundancia como tantos otros pueblos ricos en recursos naturales. 

Lamentablemente esto se veía venir.  

Viéndonos las canillas

En un reciente reportaje televisivo se consultó a diputados de distintos partidos los precios de distintos bienes y servicios que la población consume diariamente. No estamos hablando de bienes o servicios sofisticados, sino que de consumo popular. Se les preguntó por el precio del pan, del transporte. Uno llegó a afirmar que el precio del transporte público era inferior a los 300 pesos. En relación al pan las estimaciones fueron de los 600 a los 1200 pesos el kilo.

Si los diputados consultados constituyen una muestra representativa de los políticos que legislan, esto es, discuten y aprueban las leyes que nos rigen, además de fiscalizar, significa que estamos e pampa, en manos de quienes viven una realidad que no es la nuestra. Se trata de personajes que no compran el pan nuestro de cada día, ni ocupan el transporte público. Esto significa que alguien les compra el pan, que el pan les cae del cielo, o que no comen pan; significa que andan en transporte privado y/o que les manejan.

Sería bueno aplicar el mismo cuestionario a los oficiales de nuestras FFAA. Probablemente las respuestas serían del mismo tenor. Quizá no falte el comandante que sostenga que “su misión es otra”. Son otros quienes les compran el pan nuestro de cada día. También sería bueno aplicarles el cuestionario a los empresarios, y las élites en general. Los Luksic, los Angellini, los Matte, ¿sabrán cuánto vale el pan y andar en micro?

En el caso de los políticos la responsabilidad es en gran parte nuestra porque, mal que mal, nosotros los elegimos. En el caso de los empresarios y los oficiales de las FFAA y Carabineros, la responsabilidad no es nuestra, pero también es hora que dejemos de endiosarlos, de verlos como seres de otro planeta, que merecen granjerías.

Es así como uno de los diputados consultados afirmó que al estar en la Cámara de Diputados “es como estar en un submarino, estamos fuera de la realidad. Esa es la sensación que tienen los ciudadanos". Era que no! Otro diputado sostuvo que “si tú estás acá 20, 24 o 28 años, como ocurre, es difícil no ser distinto de los demás". Y como para rematarla, una diputada dijo, sin pelos en la lengua que "es como un internado, un manicomio".

Esto significa que legislan desde las alturas, desde la eternidad, sin tener la más mínima idea de la realidad. Ello explicaría que los sueldos y pensiones mínimas tengan los valores que tienen. Más encima, diariamente, a vista y paciencia de todos, los grandes fraudes ocurren en las alturas sin que se les mueva un pelo.

¿Sebastián Piñera sabrá cuánto cuesta el pan? ¿cuánto cuesta movilizarse? ¿cuánto cuesta el agua? ¿el gas? ¿la gasolina? ¿el azúcar? ¿el aceite? ¿Ricardo Lagos sabrá? ¿Alejandro Guillier? ¿Beatriz Sanchez? ¿Carolina Goic?

Quizá vendría bien someterlos a una prueba SIMCE en torno a la realidad que vive el país para que estén en la papeleta de votación y no nos sigan viendo las canillas.

marzo 29, 2017

Camino al mundial

Se ha cumplido una nueva jornada dentro de la actual etapa eliminatoria para determinar qué países quedan dentro y fuera del próximo campeonato mundial de fútbol. Chile perdió ante Argentina, en el estadio monumental de Buenos Aires, y ganó a Venezuela en el estadio del mismo nombre en Santiago.

Si bien existía la esperanza de sacar algún punto en Argentina, al final se impuso la lógica o la historia. Esto, a pesar que Chile jugó bien, y Argentina mal. En largos pasajes del partido, Chile parecía la Argentina de antaño, jugando con la pelota a ras de suelo, dribleando, escondiendo la pelota. El partido terminó con un sabor amargo porque se pudo haber empatado o ganado. Faltó la puntada final. Goles son amores.

Frente a Venezuela el imperativo era ganar, por necesidad e historia. Venezuela, si bien ha progresado una barbaridad, aún le falta recorrido. En todo caso presentó un equipo que, si no pierde la brújula, dará que hablar. Es cosa de tiempo. Efectivamente, Chile entró a la cancha con todo, en un estado vestido de rojo, encandilado ante un juego brillante desde los primeros minutos. El tiro libre del niño maravilla, que en Buenos Aires no quiso entrar, rebotando en el travesaño, esta vez sí entró por el ángulo superior, sin que el arquero atinara a nada, tan solo a mirar cómo se clavaba la pelota. Un tiro libre perfecto, de antología, combeado, con efecto.

Los otros goles convertidos por Paredes, fueron la justa expresión del dominio incontrarrestable que imponía Chile. Venezuela no atinaba, su entrenador se paseaba incrédulo por la orilla de la cancha, sin saber qué hacer. La goleada se veía venir. La muchedumbre deliraba ante el espectáculo que observaba sin disimular su encanto. Vino el intermedio, el descanso. El público se frotaba las manos esperando la segunda parte: la goleada. Pero ella no vino, las oportunidades siguieron creándose al por mayor, pero no se concretaban. Puras farras, tiros o cabezazos a las nubes o alejados de los tres palos. Un penal que Alexis dispara al mismo lado que se tira el arquero venezolano. Venezuela descuenta con un cabezazo de su ariete, entusiasmándose. Chile no pierde los estribos, pero ya no ejerce ese talente, esa finura del primer tiempo que entusiasmó al público y que hizo imaginar que vería una goleada de punta a cabo. De allí la molestia y frustración no obstante el triunfo final y haber vuelto a posicionarse dentro de la zona clasificatoria.

En síntesis, Chile sigue en carrera de la mano del macanudo. Como en tantas otras oportunidades, el camino al mundial no es un lecho de rosas, pero se avanza. En el pasado, clasificar para un mundial era casi un milagro; hoy es una posibilidad cierta; antes jugábamos para no perder, hoy para ganar acá o allá, de local y de visita. Hoy Chile se para de igual a igual ante cualquiera, de la mano del loco, del pelao o del macanudo, posibilitanto que nos olvidemos de las escandalosas utilidades de las isapres, las afps, así como de los fraudes en carabineros, de la corrupción en las más diversas esferas, y de las próximas elecciones presidenciales y parlamentarias. no solo de pan vive el hombre,

marzo 24, 2017

Concenso o consenso

Como para agregarle más pelos a la sopa, la presidenta de un partido político, la UDI, tuvo una desafortunada intervención en un foro empresarial en torno a la necesidad de que el país tenga una educación de calidad. Foro centrado en analizar cómo viene el presente año para Chile.
 
La atención prestada a este error se explica esencialmente por tres factores. Uno, por provenir de un alto dirigente político. Si los dirigentes de este país, a quienes uno les confía su representación política, cometen este tipo de errores, qué queda para el resto del país; dos, la contradicción que encierra que una persona pontifique en torno a una educación de calidad con errores de ese calado; y tres, por venir de quien ha sido educada en un establecimiento particular pagado y con estudios superiores.

No nos hemos referido al tema de fondo, que un alto dirigente de la derecha dura afirme que la izquierda no quiere consenso ni acuerdos. Por favor! Si alguien ha impuesto sus políticas a sangre y fuego, sin consensos ni acuerdos, ha sido justamente la derecha, la que representa Van Rysselberghe. Políticas impuestas en tiempos de dictadura, mantenidas en tiempos de binominalismo que otorgó a la derecha el poder de vetar consensos y acuerdos.

A lo largo de estas décadas el centro y la izquierda han estado buscando infructuosamente consensos y acuerdos en torno a políticas que satisfaga el interés de una mayoría que quiere un país más inclusivo, más justo, más amable, menos depresivo, menos agresivo, menos exclusivo. La capacidad de veto y cooptación de la derecha es la que ha impedido los consensos y acuerdos que el país necesita.
La conducta de la centroizquierda desde fines de los 80 ha estado permanentemente abierta a consensos y acuerdos. Hoy se observa cierto cansancio en su interior, como lo demuestran las fisuras y desgajamientos que la están afectando y que también se visualizan, aunque en menor magnitud, en aquella derecha interesada en la búsqueda de espacios de encuentro. Lo expuesto explica la tendencia que parece observarse hacia el retorno a los tres tercios que atraviesan gran parte de la historia política del país.

marzo 22, 2017

Los caballos en carrera

Piñera anunció, con bombo y platillos, lo que sus huestes esperaban, ser candidato presidencial en representación de la derecha. Su discurso se centró en la necesidad de restaurar el rumbo de un país que visualiza con la brújula perdida. Si bajo Michelle se aplicó la retroexcavadora, con Sebastián se aplicaría una retro-retroexcavadora, para poner las cosas en su lugar, para salvar al país de la barbarie en que la habría sumido la Nueva Mayoría. Sebastián competiría en las primarias que habría en la derecha con Ossandón y Felipe Kast.

Paralelamente, desde el Frente Amplio, una nueva fuerza disruptiva que agrupa múltiples movimientos atomizados de izquierda, la periodista Beatriz Sanchez, no sin dificultades, y sin tanta parafernalia, informa que estaría disponible para participar en las próximas elecciones presidenciales. Beatriz es periodista, sin pelos en la lengua, que se ha identificado con los múltiples movimientos sociales que han remecido el país en las últimas décadas. Beatriz viene a sumarse a los otros nombres dentro del Frente Amplio (Alberto Mayol y Luis Messina) para las primarias que tendrían lugar.

En la coalición de gobierno, la Nueva Mayoría, las figuras en carrera, a esta fecha, son Guillier, Lagos, Goic, Atria e Insunza, faltando solo por despejarse si el partido socialista hará primarias y si realmente habrán primarias en el bloque. Lo más probable que tanto en esta coalición como en las otras, tengamos primarias, a pesar de la tentación en muchos por escoger a dedo. Mal que mal las primarias sirven para calentar motores, animar a una ciudadanía escéptica que ha perdido la confianza en la política y los políticos.

La disputa en las últimas décadas ha estado entre la centro izquierda representada en el pasado por la Concertación y actualmente por la Nueva Mayoría, y la centro derecha, representada por Alianza por Chile en sus inicios, luego por la Coalición por el Cambio, y ahora por Chile Vamos. En ambos casos, por más que la mona se vista de seda, mona queda. La novedad está dada por el nacimiento del Frente Amplio como fuerza disruptiva que busca romper el duopolio dominante desde la salida del innombrable. ¿Será capaz? ¿Están dadas las condiciones? Dudas que se espera se vayan decantando.


marzo 19, 2017

Inmigración: derecho o privilegio

Recientemente, aprovechando la visita de la canciller de Alemania, Angela Merkel, Trump nos regaló otra de sus pildoritas declarando que la inmigración no era un derecho, sino que un privilegio.

En base a esta visión, al ser un privilegio, no cualquiera puede ingresar a un territorio, por lo que los inmigrantes deben ser seleccionados, lo que implica especificar requisitos a cumplir, imponer barrera de entrada que deben satisfacerse.

En la práctica, siempre han existido restricciones a las inmigraciones, pero ellas suelen ser de caracter general, sin alusión a aspectos raciales, religiosos, sociales, o culturales. Trump, explicita sin pudor alguno la prohibición de ingreso a inmigrantes procedentes de determinados países.

Asume que de dichos países provienen terroristas, asumiendo que todos los ciudadanos de determinados países lo son.

La inmigración es un proceso que no se da por azar. Tiene relación con diferencias entre países, donde unos buscan escapar de hambrunas, de persecuciones o guerras. Emigrar del país de uno no es broma, no es un acto voluntario en busca de mejores oportunidades. se emigra para sobrevivir, para poder vivir. De esa inmigración se está hablando.

La inmigración no es un privilegio, es un derecho que le asiste a toda persona, a todo ser humano para escapar de la muerte o de una mala vida.

Una medida del desarrollo de un país está dado por su capacidad para recibir con los brazos abiertos a los inmigrantes.

Con una mano en el corazón ¿quién no es un inmigrante? ¿acaso no lo somos? Trump mismo ¿no es acaso un inmigrante o hijo de inmigrantes?

marzo 17, 2017

Obesidad, diabetes y otras hierbas

Estaba en una clínica para hacerme los exámenes que el médico me había solicitado. En la sala de espera había un pequeño puesto para la venta de bebidas y alimentos varios. Prácticamente todos los productos estaban etiquetados con más de dos sellos que la nueva legislación ha impuesto.


Al día siguiente, cuando debía pasar a retirar los resultados de los exámenes aprovecho de ir a la clínica que había al frente donde había una cafetería, limpia, impecable, para tomarme un café. Me sorprendo al ver nuevamente que prácticamente todo lo que estaba en venta tenía uno o más sellos catalogándolos como altos en sodio, en calorías, azúcares y/o en grasas saturadas.

Mi sorpresa se explica tan solo porque me parece inconcebible que en establecimientos responsables de proveer servicios de salud se expendan productos nocivos para la salud. Hay algo que no funciona. Allí donde se supone que se va para tener buena salud, lo menos que se esperaría es que no tienten con productos que conducen, más temprano o más tarde, a tener mala salud.

Lo mismo me temo que esté ocurriendo con los establecimientos educacionales, donde se asume que se provee educación, y por lo mismo, sería una contradicción que en su interior se expendan productos que pueden afectar, en el corto o largo plazo la salud de los estudiantes. También me temo que esté ocurriendo en el interior de las empresas donde trabajamos, en sus casinos.

Allí donde nos educamos, donde trabajamos y donde buscamos tener salud, deberían ser ejemplos a seguir en materia de alimentación saludable. Me resulta una contradicción que en un establecimiento educacional se expendan, “completos”, donde la mayonesa chorrea por todos lados. Lo peor, es que suelen ser los productos de mayor consumo, al igual que las papas fritas y otros productos ultraprocesados nocivos para la salud.

El país ha dado un paso adelante con el etiquetado de los productos, y debemos alegrarnos, pero no por ello conformarnos. Es un gran paso que apunta a informar antes que a prohibir, y la respuesta nuestra debiera ser una disminución en el consumo de productos que conducen a problemas de salud pública. El aumento de la obesidad, la diabetes y enfermedades cardiovasculares en la población es una de las consecuencias de nuestros hábitos alimenticios, agravada por un modo de vida sedentario.

Todo ello en un país, Chile, y en una región, la del Maule, privilegiada por su capacidad para producir frutas y verduras, que no solo satisfacen nuestras necesidades alimenticias, sino que además son fuente de buena salud presente y futura.

En síntesis, lo tenemos para distinguirnos nos distingamos por liderar, tanto a nivel nacional como mundial, los rankings de buena salud, de calidad de vida. De nosotros depende, de nuestras decisiones, no solo de nuestras autoridades.

marzo 16, 2017

Odiosas diferencias

Para amenizar el momento, el comandante de la FACH (Fuerza Aérea de Chile) se mandó una frase para el bronce: “Las pensiones nuestras son diferentes, pues nuestra misión es diferente". Me pregunto: cuál es su misión? cuál es nuestra misión? ¿patear piedras?

Cualquiera diría que su misión es divina y la nuestra terrenal, o al menos que la de ellos, los aviadores, y por ende la de los uniformados -marinos, militares y carabineros- es de naturaleza superior.

La misión nuestra en cambio no les llegaría ni a los talones, estaríamos para patear piedras, para trabajar como negros para poder alimentarlos, a ellos, los que se sacrifican. Nosotros en cambio debemos valer callampa. De allí que sus pensiones "son diferentes".

¿Qué han hecho ellos para tener pensiones diferentes, por no decir privilegiadas? ¿bombardear La Moneda? No desconozco los servicios que provee la aviación, pero nada amerita la brutal diferenciación de unos y otros, de ellos y nosotros no obstante que habitamos un mismo país. Cumplimos roles distintos, pero ello no ayuda a explicar el abismo imperante en materia de pensiones.

¿Cuál es la misión de los médicos? Salvar vidas, una misión noble; ¿cuál es la misión de los panaderos? proveernos el pan nuestro de cada día. ¿qué misión más noble que esa? ¿cuál es la misión de los educadores? educar, formar personas ¿qué misión más noble, más "diferente" que esa?

¿Que unos se juegan la vida y otros no? ¿cuántos son los que se juegan realmente la vida? ¿Acaso los mineros no se juegan la vida en todo momento? ¿los obreros de la construcción que trabajan en altura bajo sistemas de seguridad que dejan mucho que desear?

¿Ello justifica las pensiones de unos y otros? ¿qué unos se rijan por un sistema u otro? Por favor!!! Cuando veo el historial de unos u otros comandantes, generales y demases de las distintas ramas de nuestras "gloriosas" FFAA me pregunto ¿cuándo dejarán de vernos las canillas?


marzo 08, 2017

Ni una menos

Con mucha fuerza, en todo el mundo se conmemoró el día internacional de la mujer. A pesar de los progresos registrados en las últimas décadas en el tema de los derechos de la mujer, desgraciadamente aún queda mucho camino por recorrer contra la violencia machista. Una violencia que destruye lo mejor de nosotros mismos.
Hace ya más de 100 años, en 1908, para reivindicar un sueldo digno, reducir la jornada laboral a 10 horas diarias y prohibir el trabajo infantil, más de 120 costureras de una fábrica estadounidense se declararon en huelga. La respuesta a esta huelga no demoró en llegar. El 8 de marzo de 1908 todas las costureras murieron carbonizadas, encontrándose al interior de la fábrica por un incendio provocado.

Fue en 1910, en el segundo encuentro internacional de mujeres socialistas realizado en Copenhague, Dinamarca, cuando Clara Zetkin, política feminista alemana, presenta su propuesta de conmemorar el día internacional de la mujer con el objetivo de mejorar las condiciones de vida de las mujeres en general, y de las mujeres trabajadoras en particular.

Clara fue una de las precursoras del feminismo en favor de los derechos de las mujeres, y a ella deben las mujeres alemanas su derecho a votar. Clara, socialdemócrata en sus inicios, quiso terminar con la servidumbre de las mujeres, procurando su autonomía para ser realmente independientes, promoviendo su participación activa tanto en la organización como en la producción laboral. Quería que la mujer dejase de ser esclava.

Siendo la realidad actual es sustantivamente superior a la de la época que le tocó vivir a Clara, queda mucho camino por recorrer para desplazar un marco cultural machista que se resiste a dar un paso al costado. Una cultura que está impregnada en todos los estratos sociales, de todos los niveles educacionales y culturales, que afecta tanto a hombres como a mujeres. No solo hay hombres machistas; también hay mujeres machistas.

En el presente año, hasta la fecha, en Chile se registran 6 femicidios, esto es, 6 asesinatos de mujeres por parte de sus maridos o convivientes. El año pasado fueron más de 30. Tras cada femicidio suelen haber hijos e hijas que quedan en el más completo abandono; tras cada femicidio suele haber una historia de violencia intrafamiliar.

En materia laboral, la inequidad en materia de remuneraciones entre hombres y mujeres que ocupan cargos con idénticas funciones y responsabilidades, sigue siendo una tarea por resolver, al igual que el acceso a los más diversos cargos.

En fin, aún queda mucho pendiente por qué luchar. Los varones, lo que debemos hacer es acompañarlas en esta lucha, o a lo menos, no oponernos. Por nosotros mismos, por nuestros hijos.

Como dicen en Argentina, no queremos más mujeres muertas por femicidio. Queremos a cada una de las mujeres vivas. A todas, Ni una menos.

marzo 02, 2017

Mala puntería

Chile, junto con los países que bordean el océano pacífico de América Latina, que comparten la majestuosa cordillera de los Andes, están dentro de los que se encuentran más afectados por el cambio climático que Trump ignora olímpicamente.

Las nieves eternas ya no son tan eternas, los deshielos, las abruptas pendientes, están generando aluviones que se llevan todo por delante. Si a ello agregamos los incendios podríamos afirmar que tenemos el cuadro completo. Sin embargo, no es así.

Somos países que no debiésemos tener problemas de agua. Nuestra cordillera ha sido el maravilloso estanque de almacenamiento natural que está dejando de serlo.

Todos los esfuerzos por detener el cambio climático están siendo tirados a la borda al asumir Trump la presidencia de USA, convencido que todo ello no sería más que producto de una campaña artificial guiada por grupos de interés. Mientras tanto, los multimillonarios están programando viajes a otras galaxias donde tipos como él y sus respectivas familias puedan vivir. Vaya paradoja!

Mientras tanto, nosotros, seguimos votando por ellos como si fueses santos varones. Total, tienen tanto, que no tienen para qué robar. Para no herir sensibilidades internas, tan solo mencionaré los casos de Berlusconi en Italia, Trump en USA, Macri en Argentina. Pero la lista es más larga.

Al mismo tiempo, quienes les votan, los pobres, andan por la vida pateando piedras, cuando no se mueren porque se localizan en las tierras no aptas para asentamientos humanos, por el alto riesgo que encierran, como es el caso de quebradas. Superada una emergencia, los afectados vuelven a construir sus casas en los mismos lugares, con los mismos materiales. No tienen salida, son quienes no tienen la libertad de elegir, son los que el modelito económico expulsa una y otra vez. Mientras tanto, nos refugiamos en nuestro mundo y miramos al techo encadenados a un modelo político-económico que ha derivado en un Estado que hace agua por todos lados, incapaz de actuar preventivamente, a tiempo. Ahí tenemos universidades a  las que se les permite operar sin que sus alumnos sepan si al terminar sus estudios seguirán existiendo; ahí tenemos un instituto de salud previsional (isapre) al que se le ha tenido que aplicar “un corralito”, esto es, al cual nadie puede afiliarse ni desafiliarse por un período de tiempo mientras se ve qué se hace. Se actúa después que haya quedado “la crema”.

No obstante estar viviendo tiempos de un progreso científico-tecnológico sin precedentes, el resultado es decepcionante: más fragilidad, más precariedad, más desigualdad. Para resolverlo, en vez de políticas preventivas, estamos optando por políticas represivas.

En USA, Trump incrementa el presupuesto militar en un 10% para “volver a ser grandes”. En Chile, el alcalde de una de las comunas más ricas de Chile, Las Condes, resuelve prohibir a quienes ofrecen sus servicios para limpian los vidrios de los coches que se detienen en las esquinas con semáforos de su comuna. Y después nos quejamos de la inseguridad reinante.

Está fallando la puntería. Como para agarrarse la cabeza.

 
Blog Directory