marzo 25, 2011

Libia: ¿Gaddafi tiene los días contados?

Hoy, los nuevos vientos que soplan en el norte de África están llevando a USA y sus aliados a darle la espalda a Gaddafi. Y hoy, al igual que ayer, Gaddafi vuelve a ser motejado como dictador y terrorista. La industria armamentista debe estar celebrando que Libia sea un nuevo teatro de operaciones para dar salida a la producción armamentística mundial y poner a prueba las nuevas tecnologías de destrucción masivas. Mientras tanto el pueblo libio sigue reclamando su derecho a vivir en paz.

En Libia, país localizado al norte de África, hace ya más de 40 años que Muamar el Gaddafi con menos de 30 años, con un grupo de oficiales jóvenes derrocó al rey Idris, concentrando todo el poder político. Eran tiempos en que corrían aires de descolonización y nacionalismo por aquellos lares. Militar y político, a poco de asumir nacionalizó el petróleo e implementó una política de estatización. Su ideología parecía ser la anticolonialista, nacionalista y socialista. En su momento fue visualizado como el Che Guevara africano y como el sucesor de Gamal Abdel Nasser.

Por muchos años los medios de comunicación nos mostraban un Gaddafi terrorista que con los recursos petroleros financiaba el terrorismo a nivel internacional apoyando, entre otros, al FARC en Colombia, al ETA en España, al IRA en Irlanda. También se le ha acusado de estar detrás de sendos atentados en Alemania, del derribamiento de aviones, de desestabilizar y derrocar gobiernos, de comprar y desarrollar armas de alto poder destructor como podemos observar por estos días.

En la década de los 80, Estados Unidos intentó derrocarlo en más de una oportunidad amparado en la sospecha de estar tras la caída de un avión norteamericano. El entonces presidente de USA; Ronald Reagan, llegó a calificar a Gaddafi como un perro loco. Sin embargo, a partir de la década de los 90, por arte del birbiriloque, Gaddafi deja de ser tratado como un paria, como un terrorista por las potencias occidentales.

Los enemigos de ayer pasan a ser los amigos de hoy. A cambio del retorno a Libia de las empresas petroleras extranjeras, USA y sus aliados pasaron a hacer la vista gorda frente al nepotismo, la corrupción y dictadura libia que por décadas han tenido que soportar los libios.

La gran desgracia de los Estados Unidos de Norteamérica es que su política exterior no guarda relación alguna con los ideales de libertad y democracia que pregona, los que se mete en el bolsillo cuando están involucrados sus intereses económico-financieros.

3 comentarios:

jota eme dijo...

Don Rodolfo,

A su último párrafo se le podría agregar una larga lista de instancias de interés propio. Pero recordemos que el país no es de los norteamericanos, sino de las grandes corporaciones, que buscan agrandar sus fortunas por encima de todo. Su presidente, que recientemente tuvo la gentileza de visitarnos, no es mas que un vendedor de tal sistema corporativo. Ojo. Piénsese energía nuclear en Chile.

jota eme

Anónimo dijo...

Mi amico RODOLFO

Viva.

Que bello articolo tu as escribido rebelando muy buenos connocimientos de la política internacional.

Y ademas te as clocado enun aposiiton justa.

Lo principal en la vida es la justitia y tues un grand defensor de ella.

Mi gusta te dejar estas palabras en tu espaço blogista porque tienes acá un bueno trabajo.

Te dejo un grand abraço.

Juan Manuel

Anónimo dijo...

muy buen articulo rodolfo!

solo me queda una duda... cual seria el arte del birbiriloque?

un abrazo!
sergio l.

 
Blog Directory