julio 10, 2014

Argentina da la cara

Argentina es la que va a dar la cara por nuestro continente en esta final de la copa del mundo. Y la da en Brasil, país que organizó el mundial para ganarlo, pero que quedó en el camino con la cola entre las piernas. Todo gracias al mineirazo propinado por Alemania que complementará al maracanazo de hace ya más de 60 años. Brasil no pudo ante una Alemania impecable, que dio una lección de futbol ante quienes se supone son los malabaristas con la redonda.

La desaprensión con que Brasil enfrentó a Alemania le costó cara. Distinta fue la actitud de Argentina ante Holanda. Se temía otra paliza y que terminaríamos viendo una final entre europeos en nuestro propio continente. Por suerte, Argentina está salvando la plata! Uruguay quedó fuera merced a un desgaste, una falta de renovación y a un mordisco fuera de lugar; Colombia y Chile por excesivo respeto a un anfitrión que Alemania demostró que era pan comido; México y Costa Rica, por el infortunio que golpea a quienes carecen de tradición futbolística.

Argentina encaró el encuentro con Holanda con seriedad, disciplina, concentración, orden, fuerza. Por eso se impuso. Y Brasil perdió por su desconcentración y debilidad futbolística, como hace tiempo no se le veía. Así no se puede jugar ante un rival como Alemania.

Si Argentina aborda el partido con similar disciplina, fuerza, concentración y fuerza que mostró ante Holanda, puede ganar a una Alemania que aparece como invencible. La magia del futbol reside en su impredecibilidad, su capacidad para sorprendernos, para romper, de cuando en cuando, vaticinios cantados.

En las semifinales teníamos a los casi mismos de siempre. De los 4, de un mundial a otro, a lo más varían uno o dos. Ahora entró Holanda en vez de Italia, pero Argentina, Brasil y Alemania, están casi siempre en estas instancias.

Me ha sorprendido la reacción de muchos, tanto por la derrota de Brasil como por el triunfo de Argentina., en nuestro propio continente, América Latina: unos se alegraron porque perdió Brasil así como otros se entristecen porque ganó Argentina. Lamentable, porque nuestros adversarios no son los que están al lado nuestro, sino los que están al otro lado del océano. La copa debe quedar acá! Hubiese deseado una final entre los nuestros. No fue posible. Ahora todo nuestro apoyo a Argentina que está representando a nuestra América en esta instancia, nos guste o no. La alegría de Argentina también debe ser la nuestra.

Si Argentina aborda el partido con similar disciplina, fuerza, concentración y fuerza que mostró ante Holanda, puede ganar a una Alemania que aparece como invencible. La magia del futbol reside en su impredecibilidad, su capacidad para sorprendernos, para romper, de cuando en cuando, vaticinios cantados.

En las semifinales teníamos a los casi mismos de siempre. De los 4, de un mundial a otro, a lo más varían uno o dos. Ahora entró Holanda en vez de Italia, pero Argentina, Brasil y Alemania, están casi siempre en estas instancias.

Me ha sorprendido la reacción de muchos, tanto por la derrota de Brasil como por el triunfo de Argentina., en nuestro propio continente, América Latina: unos se alegraron porque perdió Brasil así como otros se entristecen porque ganó Argentina. Lamentable, porque nuestros adversarios no son los que están al lado nuestro, sino los que están al otro lado del océano. La copa debe quedar acá! Hubiese deseado una final entre los nuestros. No fue posible. Ahora todo nuestro apoyo a Argentina que está representando a nuestra América en esta instancia, nos guste o no. La alegría de Argentina también debe ser la nuestra.


No hay comentarios.:

 
Blog Directory