julio 30, 2013

A fuego lento

Las candidaturas presidenciales, luego de sucesivas escaramuzas, se están decantando. Por la coalición opositora, Nueva Mayoría, la candidata ha emergido con mucha fuerza luego de una contundente victoria en unas primarias donde participaron 3 millones de personas. Al otro lado, en la coalición oficialista, la Alianza, el candidato triunfador, a poco andar quedó en el camino, fundido. Ello forzó a la nominación de un nuevo candidato, que finalmente terminó siendo una candidata, cuya confirmación está a la espera de lo que resuelva la convención de RN. Sin embargo, lo más probable es que la confirmen; al menos desde el gobierno están jugándosela todo para que así sea.

Ad portas del plazo para la inscripción de las candidaturas presidenciales y parlamentarias, las sucesivas bajadas y subidas han dejado muy mal parados no solo a los partidos de gobierno, la UDI y RN, sino que al sistema político en su conjunto. Nadie puede alegrarse con lo que ha estado ocurriendo.

La oposición se salva porque su candidata fue confirmada en las primarias, pero ahora paga las consecuencias de no haber hecho primarias parlamentarias, de donde debieron haber salido candidatos al congreso legitimados. Se farreó una oportunidad de renovar sus elencos, de abrir ventanas para que entrara aire fresco, y ahora están enfrascados en negociaciones que nadie sabe en qué terminarán porque deben resguardarse frágiles equilibrios entre los partidos que conforman la Nueva Mayoría en medio de egos que andan a la orden del día. La cocción es a fuego lento.

En esferas de gobierno el tema es patético porque los partidos que lo sostienen tuvieron que sacar a sus candidatos presidenciales del gabinete, Miguel y Laurence, para que participaran en las primarias presidenciales. Laurence se cae acosado por inversiones en paraísos fiscales y decisiones gerenciales en el ámbito privado que perjudicaron a miles de clientes de un conocido supermercado. La UDI, desesperada, a dos meses de las primarias, levanta a quien se asume era su candidato natural, Pablo, sacándolo del gobierno, para impedir a toda costa el triunfo de Miguel, candidato de RN. Gana Pablo, y en un dos por tres, se funde. La UDI, como quien saca conejos de un sombrero, para evitar que Miguel alcance a posicionarse, entre cuatro paredes, resuelve poner sobre la mesa un tercer nombre, el de Evelyn. Sin asco se echaron los resultados de las primarias al bolsillo.

Por estos días se están cocinando, las candidaturas parlamentarias para las próximas elecciones de noviembre, y por más que se intente ocultar, lo concreto es que estamos presenciando un espectáculo vergonzoso con subidas, traslados y bajadas por doquier. A Ena e Iván los mandaron al sur por orden de Pablo, quien puso a José Antonio, pero ahora que Pablo ya no está, y ante la amenaza de triunfo del díscolo de la derecha, José Manuel, reflotan a Laurence para que compita con él. ¿Quién entiende esto? Lo bajaron de las presidenciales por razones ético-morales, y ahora lo ponen como candidato al Senado. ¿Desaparecieron las razones ético-morales que motivaron su renuncia? Si nunca existieron tales razones, entonces ¿por qué lo bajaron?

Junto al casi nulo poder real del mundo político al lado del mundo económico-financiero, estos son los desaguisados que ponen a la política a nivel de la farándula, lo que permite aventurar que vienen tiempos tormentosos. Todo a fuego lento.

julio 24, 2013

Jugando al luche


Carlos (en adelante C): Qué tal Patricio? Qué novedades traes?
Patricio (en adelante P): Bien, aprovecho de contarte que levantamos a Evelyn en reemplazo de Pablo

C: Pero cómo? Si estábamos conversando sobre mecanismos, cómo lo íbamos a hacer y resulta que me traes a Evelyn con Pablo en medio de la depre …. Si me tiras Evelyn yo te pongo a Miguel, mal que mal viene de una primaria donde sacó casi tantos votos como Pablo ….
P: pero Pablo ganó y por tanto el cupo es nuestro; ustedes ya perdieron ….

C: No perdimos, porque fue un empate y Evelyn no estuvo en ninguna primaria
P: Pero ahora Evelyn está dispuesta a jugar hasta al luche.

C: Si tú me quieres imponer a Evelyn entonces vamos con tutti a la primera vuelta con dos candidatos
P: No escuchaste a Sebastián?, él no quiere por ningún motivo dos candidatos, sería una vergüenza para él y nuestro gobierno que lo ha hecho tan bien.

C: Ya sé que quiere un único candidato, pero a los dos nos conviene llevar dos candidatos, mal que mal la carrera presidencial la tenemos perdida, y con dos candidatos cada uno tira el carro a sus candidatos al parlamento.
P: Si, pero no podemos hacerle un desaire a Sebastián…. además el candidato al final será nuestro y te aseguro que va a apoyar todos los candidatos al parlamento sin discriminaciones

C: Y quieres que te crea?
P: Porqué no? Nuestra palabra vale!

C: Tanto vale que pusieron un candidato, lo bajaron, levantaron a otro en un dos por tres, y ahora salen con que le bajó la depre, y antes que cante un gallo levantan un tercer candidato, ahora mujer.
P: La depre fue algo imprevisto que nos sorprendió a todos y que le puede pasar a cualquiera.

C: A una semana de haber ganado las primarias, perpetuando su nombre en los muros a lo largo de todo el país …. cuantos millones no tiraron por la ventana.
P: Para eso está la plata.

C: Patricio, no me compro el cuento de la depre intempestiva… ustedes deben pagar las consecuencias de haber puesto en carrera un caballo que venía fallado … a Pablo no lo atropelló ninguna micro …. Ustedes sabían que no podía ser candidato, y ahora se entiende porqué tiraron a Laurence.
P: Carlos, por favor, no me provoques, lo que estás diciendo es una infamia que no te la puedo aceptar.

C: Son especulaciones, pero los hechos dan para pensarlo así; además, tú sabes que la política está basada en especulaciones, escenarios ….
P: Alégrate porque ahora estamos poniendo sobre la mesa a lo mejor que tenemos, una mina que vale oro.

C: Cada vez que levantan un candidato dicen que vale oro, lo mismo dijeron con los dos que bajaron; ya no te creo.
P: Ahora sí, mira que esta mujer se las trae, mírala, está feliz, radiante…. además en tu partido hay muchos que la quieren.

C: Estamos cansados que nos veten …
P: Cuándo los hemos vetado?

C: Bastó que levantáramos a Miguel, que mal que mal estuvo en las primarias y le hizo el peso a Pablo, para que ustedes lo vetaran, y de eso hay testigos.

P: Lo que pasa es que no es un candidato de unidad.
C: Acaso Evelyn sí lo es?

P: Recuerda que el ADN de Evelyn es RN, no la UDI, incluso llegó a a decir que en la UDI no la quieren; poner sobre la mesa el nombre de Evelyn es un gran gesto de nuestra parte.

C: Gracias Patricio, me emocionas con tu gesto, todo sea por la unidad y para que no andemos como el perro y el gato, mal que mal Chile está primero, así que venga un abrazo y con Evelyn hasta la muerte.

julio 18, 2013

La caída de Longueira


La bajada de Longueira, habiendo dejado en el camino a Allamand en primarias, previa bajada de Golborne por parte de la UDI, ha dejado estupefacto a medio mundo. Y ha dado lugar poco menos que a un verdadero funeral de Estado como si Longueira hubiese fallecido. El gobierno, a través del propio presidente, en hablar al país como una suerte de caudillo de sus huestes, olvidando su condición de presidente de todoas los chilenos, luego de visitar a la familia del afectado.

Los motivos aducidos para la bajada se relacionan con la salud mental, depresión, crisis de pánico, o bien, que su hijo menor tendría cáncer, todos motivos que no son de última hora, sino que, de ser reales, se incuban desde hace tiempo, y por tanto, que debieron haber sido previstos. En este plano, la responsabilidad en el escenario bajo el cual se encuentra la derecha y el país, es del propio Longueira, de la UDI, y de su propia familia.

Los cuadros depresivos no surgen de la noche a la mañana, ni menos a semanas de haber triunfado en las primarias. Siempre hay signos de tales cuadros que hay que saber leer, con mayor razón en el ámbito político, y por quienes han estado toda una vida en la política. Pablo no es un aparecido en la política, por cuanto está en ella desde los tiempos de Pinochet, ya sea en la Secretaría Nacional de la Juventud, en Chacarillas, y en la presidencia el Centro de Alumnos de la Escuela de Ingeniería de la Universidad de Chile en Beaucheff, cuando no habían elecciones, sino que cuando los dirigentes estudiantiles eran designados a dedo desde las alturas. Está lo suficientemente curtido como para que ahora nos vengan a hacer creer en su intempestiva muerte política por depresión. Porque de ser así, estaríamos ante un acto de irresponsabilidad política de su partido, la UDI, de marca mayor que no puede aducir desconocimiento de su estado de salud.

Si efectivamente es una severa depresión o una crisis de pánico, por lo intempestivo, las causas habría que buscarlas en hechos ocurridos últimamente, sobre todo en las semanas después de las primarias. Ellas pueden ir desde que se haya descubierto un condoro que de hacerse público lo liquidaría no solo a él, sino que a su propio partido y a su familia; hasta los proyectos fraguados a sus espaldas tanto por parte de RN con la oposición, como del gobierno con su propio partido, para reformar el sistema electoral binominal, o que un análisis sereno de los resultados de las últimas primarias lo llevaran a concluir que no ganaba las presidenciales de fin de año, frustración que no soportaría.

Como podemos ver, especulaciones sobran. Para qué hablar de lo que viene. Una verdadera caja de Pandora. Lo razonable es que la UDI asuma su responsabilidad en lo ocurrido y reconozca el mejor derecho que le asiste a Allamand, el perdedor en las primarias, en aras de la unidad que tanto se pregona. La tentación es levantar otro(a) candidato(a) y asumir que RN acepte ese otro candidato(a), supuesto que no visualizo como aceptable. Por tanto, a la hora de escribir estas líneas, cuando el ambiente sigue caldeado, lo más probable es que la derecha termine llevando dos candidatos, escenario ideal para la irrupción en una eventual segunda vuelta, de un tercero, que no sea ninguno de estos dos.

Esto se está dando a unos 100 días de las elecciones presidenciales, con una derecha, huérfana de candidato. Por ello algunos recuerdan el naranjazo en Curicó, hace ya 50 años, que produjo un pánico tal en la derecha ante la posibilidad concreta que Allende ganara la presidencia. Entonces, la derecha bajo a su candidato de entonces, Julio Durán, y apoyó sin reservas a Frei Montalva.

Hoy, Piñera aparece intentando salvar la estantería que se cae a pedazos hablando al país como si de un problema nacional se tratara, sin visualizar que el país necesita que se hable con la verdad. Hay quienes sabían lo que estaba pasando, y lo ocultaron. No es el minuto de sacar cuentas alegres, sino de sacar lecciones respecto de lo que no se debe hacer, como es bajar a un candidato, para levantar otro que venía fallado. Para resarcirse del error cometido, la UDI no debiera sino asumir su responsabilidad y respaldar, sin condiciones, al candidato que RN levantó para las primarias.

julio 11, 2013

Nada nuevo bajo el sol


Lo ocurrido en Egipto no fue sino una crónica anunciada de un golpe fraguado en las mismas esferas de siempre. Desde el 2010, vientos de cambio soplan por esos lares, en lo que se conoce como la primavera árabe. Gobiernos caracterizados por el nepotismo, la corrupción y la miseria de sus habitantes, parecían caer como las piezas de un dominó como consecuencia de movimientos ciudadanos convocados por redes sociales. Vientos democráticos parecían recorrer a Túnez, Libia y Egipto. Las caídas más emblemáticas son las de Gaddafi en Libia, y de Mubarak en Egipto. El primero, porque jugó para todos lados con tal de perpetuarse, abrazándose con unos u otros según las circunstancias; y Mubarak, por haber sido un fiel aliado de USA por 30 años.

Las FFAA egipcias, ni se arrugaron para dar el golpe “suspendiendo” la constitución. Un golpe a un gobierno elegido democráticamente, y por tanto, legitimado por las urnas. Las FFAA, al igual que en Chile hace 40 años, que por sí y ante sí “deciden” dar un golpe. Incapaces de resistir los cantos de sirena, actúan, golpean sin misericordia aprovechándose de tener el monopolio de las armas. Cantos de sirena que provienen de sectores civiles ocultos en las sombras de la noche.

Razones no les faltan nunca, como quien saca conejos de la manga. En Chile, y en otros países que hemos pasado por estas, nos conocemos de memoria tales conejos. Es necesario restaurar la institucionalidad quebrantada, poner atajo al caos y al desenfreno. FFAA que no hacen sino escuchar el clamor de un pueblo. En Chile, se trataba de extirpar el cáncer marxista que roía el alma nacional; en Egipto, a falta marxismo, se trata de extirpar el fundamentalismo musulman. Hoy, al igual que ayer, las FFAA no son sino el instrumento de quienes digitan los golpes cuando sus intereses se ven amagados.

No soy marxista, ni fundamentalista musulmán, pero no me compro el cuento de que se trate de “pronunciamientos”, ni que vengan a restaurar “institucionalidades quebrantadas”.

Desde Wall Street, en Nueva York, la capital financiera del imperio, no dudan en aconsejar a los golpistas respecto del camino a seguir: Egipto necesita un Pinochet. No importa el reguero de muertes, desapariciones, torturas que deje en el camino. Lo importante es el resultado, la restauración de un orden, de su orden, el único aceptable, aquel que da cancha tiro y lado al mundo de las finanzas. El fin justifica los medios, como sostiene Maquiavelo.

Pocos parecen dudar que el gobierno de Morsi es un mal gobierno, pero en democracia, cuando un gobierno por más que sea impopular, debe durar el tiempo para el cual fue elegido, y en ningún caso por la fuerza de las armas. Un mal gobierno será derrotado en las elecciones siguientes, no con un golpe militar. Esa es la esencia de la democracia. Elecciones donde los candidatos participen en igualdad de condiciones.

Entre las primeras frases de buena crianza lanzadas por los golpistas para la galería, están las de convocar a elecciones democráticas. Y como bien se preguntara un diario británico ¿qué ocurre si vuelven a ganar los hermanos musulmanes? ¿O acaso piensan proscribirlos?

julio 04, 2013

Las batallas que vienen

Las primeras primarias legales hicieron su estreno en Chile. Costó llegar a ellas, esencialmente porque la derecha siempre fue reacia a ellas. De hecho, la oposición, a través de lo que fue la Concertación, con todas sus limitaciones, ya tiene su historial de primarias, que la derecha no tiene.


Tanto la derecha como la oposición se atrevieron a dirimir sus diferencias internas vía primarias, claro que tan solo a nivel presidencial, porque a nivel parlamentario, no se aprovechó la oportunidad. Ahora, entre 4 paredes se deben estar negociando cupos a espaldas de la ciudadanía, índice de que aún falta mucho por avanzar, por transparentar.

En la derecha la tienen más fácil, porque se disputan 2 cupos entre igual número de dos partidos. En la oposición la tienen más difícil, porque son dos cupos para 5 partidos. Como para que arda Troya. La derecha estará al aguaite de que así sea.

Estas primarias arrojaron varias sorpresas. De partida, la alta participación en tiempos de cólera, de manifestaciones, de protestas. Por más que se le quiera bajar el perfil, no hay que olvidar que se temía una participación baja, del orden del 10%, y que si se acercaba al 20% se podría considerar como exitosa. Lo concreto es que al final superó con creces el 20%, y esto, a pesar de que la incertidumbre se limitaba a la distancia entre quien saliera primero y segundo, y quien sería el segundo; por la derecha el esfuerzo de sus candidatos por no diferenciarse, para hacer tortillas sin romper huevos, hizo que la incertidumbre se limitara al nombre que aparecería en la papeleta. Después de la batalla, a uno de ellos, al perdedor, Allamand, le cayó la teja que al no separar aguas de Longueira, le costó caro.

La otra sorpresa viene dada por la arrasadora victoria de Michelle. La adhesión que fue capaz de concitar, parece explicar gran parte de la alta participación. Más de la mitad del total de votos fueron para ella. Con esta votación se posiciona como la favorita para las elecciones de noviembre. Un favoritismo que traslada la incertidumbre a si habrá o no segunda vuelta y que se confirma porque la sola votación de Michelle duplica a la suma de los votos de los dos candidatos del gobierno.

A pesar de los persistentes ataques del gobierno a la candidatura de Michelle, dos tercios de los votantes optaron por la Nueva Mayoría y tan solo un tercio por la coalición de gobierno. Salió perdiendo por paliza.

No cabe duda que, en este minuto, quien mejor sintoniza con el sentir, y con lo que quiere la ciudadanía, es la oposición, ahora con una candidata empoderada con una votación estimulante que le permite proyectarse con nuevos bríos.

En los meses que siguen veremos en carrera dos candidatos con trayectorias y visiones de país diametralmente opuestas. Por un lado, Longueira, el hijo que no tuvo Jaime Guzmán, quien ha asumido como una cruzada el sostenimiento de un modelo de país; por el otro lado, Michelle, hija de un torturado, que ha sido capaz de sobreponerse a las dificultades, sin rencores ni odios. Su credibilidad, es una cualidad que la ciudadanía valora en alto grado. Ella nos propone otro modelo de país. Propuesta que solo se viabilizará si su triunfo en noviembre es complementado con la victoria parlamentaria. En caso contrario, todo se pondrá cuesta arriba.

Si bien hay otros candidatos, ellos no son sino piedras en el camino que habrá que sortear, puesto que se levantan a sí mismos o que construyen partidos para que los respalden. Dominados por la egolatría, fueron incapaces de levantar la mirada y de someterse a primarias, tan solo para darse el gusto de estar en las papeletas de noviembre e intentar que todo se resuelva en una primera vuelta.

 
Blog Directory