junio 04, 2009

Local versus visita

A fines de año son las elecciones presidenciales y parlamentarias. Arica ya es región, sin embargo no es circunscripción, esto es, en términos electorales sigue igual que antes. Pareciera que a Arica todo se le hiciese difícil, y lo que es peor, nosotros también parece que se la hemos puesto cuesta arriba.

En efecto, para las elecciones parlamentarias, particularmente las senatoriales, desde los tiempos de Palza hemos tenido que elegir entre candidatos que provienen de la capital del Reino. Desde entonces hemos tenido que lidiar con forasteros, candidatos "afuerinos", "visitantes". Ya sea en la derecha como en la izquierda. Quien parece haber rebalsado el vaso es Flores, quien con su lema "Me tinca Flores" entró en escena bañado en innovación y tecnología. Partió como gacela y está llegando como burro al término de su mandato. Muchos son los arrepentidos de haberle dado el voto.

Corolario: basta de aventuras, de jugar al todo o nada que implica optar por "visita". Es hora de votar "local", de votar por lo nuestro, de dejar de apostar. En estas últimas décadas nos la hemos jugado por apuestas y el resultado ha sido paupérrimo. Pero para votar "local" es imprescindible que se levanten candidaturas locales, que surjan liderazgos locales. Que quieran a Arica, que vivan en Arica, que no consideren a Arica como ciudad de paso, que se involucren con ella, que su destino dependa también del destino de Arica. Alguien a quien sintamos que forma parte de la tripulación del barco llamado Arica.

Por estos meses hemos estado viendo una peregrinación de políticos provenientes de otros lugares "tanteando" la región, creyendo que los ariqueños tropezarán una y otra vez con la misma piedra. Es hora de decir basta, pero para ello es imprescindible que existan quienes estén dispuestos a jugársela.

Por ello en su momento me alegré que surgiera un joven como Vlado, y lamenté profundamente su bajada. Su entrada en escena demuestra que existen ariqueños capaces. Pareciera que no los cuidamos o no los reconocemos y nos dejamos llevar por desencuentros y rencillas. Debemos superar lo que nos separa y conformar un único frente respaldando, alentando lo nuestro. Por eso me reconforta la reaparición de Salvador, quien cual Quijote pareciera estar dispuesto a no arriar la bandera de la unidad y el desarrollo de Arica.


Es hora de jugar de local, de confiar en lo nuestro y de desconfiar de la visita.






3 comentarios:

Anónimo dijo...

MI AMICO ADOLFO

Viva,
Tengo por ti una enorme consideracion e amizade mas no tengo tido la oportunidad de te lhamar porque en estes dyas que currem me estoy dedicando à literatura com un livro ya publicado y un otro en la typografia sendo este sla my grand passsion de momento.

Hay vist tU foto de família de DICIEMBRE y estas lá muy bien.

Te abraço.
João Brito Sousa

Víctor Ramió dijo...

Ojala que así sea.Lo que pasa es que los políticos "profesionales" deben ser ubicados en las plazas dsiponibles, y ahí los locales llevan las de perder.
Duda: aunque sean 2 las "vacantes" ¿no pueden llevarse más de 2 candidatos y que gane el más mejor?
Saludos.

Rodolfo Schmal dijo...

victor!
El sistema imperante impide llevar un numero de candidatos mayor que el numero de cargos a los que se postula para impedir el "arrastre" de votos. todo fue bien armado por los "ideólogos" del sistemita que todos sabemos dónde se encuentran: entre quienes más se han beneficiado de él.

saludos,

rodolfo

 
Blog Directory