abril 08, 2009

El valor de las primarias

De acuerdo a las reglas de juego estipuladas, las recientes primarias organizadas por la Concertación llegaron a su fin al triunfar Frei por sobre los 20 puntos de distancia respecto de Gomez. Desde la oposición llovieron críticas de todo orden, desde que era un tongo hasta que parecía circo pobre.

Lo de tongo es muy discutible porque en ese caso significaría que los resultados estarían arreglados de antemano. De haber existido algún arreglín el triunfo de Frei debió ser abrumador para asegurarle un buen piso. No lo fue porque al frente se paró un competidor que se tomó en serio su tarea. Gomez aprovechó la ocasión para posicionar las ideas de un importante componente de la Concertación como para sembrar a futuro una eventual candidatura presidencial.

Lo de circo pobre no es tan discutible, pero es lo que hay. Las primarias retratan una realidad precaria, frágil, difícil. No olvidemos que las primarias son voluntarias, no obligatorias, sin financiamiento estatal. A diferencia de la realidad norteamericana, donde las primarias están normadas y tienen un patrón que lleva décadas de puesta en práctica, en nuestro país no existe mayor tradición al respecto y deben ser implementadas por los propios partidos, cuya institucionalidad también deja mucho que desear.

De allí que nuestras primarias sean lo que son, con debates en los que no existe espacio para réplicas o el intercambio de ideas, lo que las limita en extremo; también son excluyentes porque no pudieron presentarse todas las candidaturas de todos los partidos que conforman la Concertación. No se abrieron las puertas de par en par, como lo ilustra que no corrieran Navarro, Arrate, Enriquez-Ominami, y que sí es posible que al menos uno de ellos corra por fuera en las próximas elecciones presidenciales.

Con todo hay que rescatar la existencia de las primarias, las que se están consolidando como mecanismo para dirimir entre distintas candidaturas, dado que la triunfante sale mucho más legitimada que cuando emerge ungido a dedo entre cuatro paredes.

La oposición ha querido darse un festín con los problemas derivados de las primarias, ya sea por su baja convocatoria como por la salida de madre de Camilo. Pero ojo, que hasta la fecha, ella ha sido incapaz de organizar siquiera una primaria, y sus candidatos presidenciales han sido siempre designados a dedo, vía ilustrativa de que en su seno prima una cultura no democrática.


No nos perdamos, las primarias con todas sus insuficiencias, todas sus limitaciones, constituyen un avance, insuficiente, pero no por ello deja de ser un avance. De cada primaria debemos sacar las lecciones que correspondan para superar las debilidades encontradas en las próximas que tengan lugar.

1 comentario:

salvador urrutia dijo...

Que decir?? es dificil criticar una accion hermosa valoricamente pero terriblemente fea en la practica..es como haberles dicho a los argentinos que luchar por la patria no es bueno cuando invadieron las Malvinas o haberles dicho a los socialistas chilenos que no era bueno avanzar sin transar con la democracia burguesa en los años 70...para verdades el tiempo...y ahora quedo claro que en esos momentos el horno no estaba para bollos y que los que defendian los valores mas puros se equivocaron en la oportunidad de aplicarlos.
Las primarias son un excelente medio de participacion siempre y cuando los ciudadanos esten motivados a participar,si eso no se da pasan a ser un mecanismo que legitima a minorias organizadas y/o
economicamente poderosas.
Las primarias en Chile las gana el que mas acarrea en micros y buses contratados y los acarreados son,mayoritariamente,personas que han recibido algo,un trabajo,una casa,un subsidio estatal,de manos o por gestion del cacique local que
les "pide" ir a votar,ademas de la micro hay empanadas,refrescos y cervezas para los sedientos.
Este cuadro deprimente es 100% real
en las primarias por consejales,alcaldes y parlamentarios...en las presidenciales hay algo de mas mistica y unos pocos llegan a votar
caminando o en su propio vehiculo y no piden empanadas o ser anotados en una lista para futuros
pitutos pero son los negritos de Harvard,los que le dan cierta legitimidad al chanchullo.
Para remate,para no gastar demasiado,en nuestras primarias presidenciales el resultado ha estado anunciado años antes y,salvo
lo de Bachelet,han sido un tongo preparado bien en la de Lagos-Frei,pesimo en la de Lagos-Zaldivar y de lo peor en esta de Frei-Gomez...nos salvamos del tongo
Bachelet-Alvear por que las mujeres
son mas francas y la Alvear no estuvo dispuesta a seguir el tongo hasta el final,si hubiese sido candidato hombre habriamos tenido un tongo mas.
Nos falta mucho para tener primarias que representen a las mayorias y por eso lo mejor es hacer que la eleccion sea la primaria valida y todos los que voten decidan quien tiene mas apoyo.

 
Blog Directory