enero 24, 2006

Recordando el ascenso de la DC

En la semana se conmemoró un aniversario más de la muerte de Eduardo Frei Montalva, quien fuera Presidente de Chile desde 1964 a 1970. Fue uno de los fundadores de la Democracia Cristiana chilena. Quisiera hacer una reflexión en torno al contexto en que vivió y su relación con el presente, lo que haré en una serie de artículos sucesivos. Ello porque a no pocos sorprende que en la actualidad forme parte de una coalición –la Concertación- con el PPD, PRSD y el PS, en circunstancias que en gran parte del mundo la DC es una fuerza alternativa a la izquierda. De hecho lo fue hasta que la llegada de la dictadura y el derrumbe soviético y de los países del este europeo.

Las raíces de la Democracia Cristiana se encuentran en la Juventud Conservadora, donde jóvenes idealistas –Eduardo Frei, Bernardo Leighton, Radomiro Tomic entre otros- se rebelan ante un orden imperante caracterizado por la injusticia social y el clasismo. Seducidos por sectores de la Iglesia, entre los que destacaban Monseñor Manuel Larraín y el Padre Alberto Hurtado –hoy Santo-, deciden incursionar en la arena política y evitar que las denuncias contra las injusticias imperantes fueran monopolizadas por los partidos comunista y socialista, y que éstos atrajeran para sí a sectores obreros y campesinos cuyas vidas carecían de mayores horizontes.

Por los años 60, las fuerzas políticas dominantes eran los Partidos Liberal y Conservador por la derecha, y los Partidos Comunista y Socialista, agrupados en el Frente de Acción Popular (FRAP) por la izquierda. El Partido Radical ya venía de baja a partir del gobierno de Gabriel González Videla, la que consolidó con su participación en el gobierno de Alessandri, la candidatura de Julio Durán y las sucesivas divisiones que sufrió en los años posteriores. Como el ave fénix por estos años estaría recuperándose. En este escenario, la Democracia Cristiana fue lentamente abriéndose paso como una opción de cambio social frente a la alternativa que encarnaba el FRAP. Mientras la DC, encabezada por su máximo líder Eduardo Frei Montalva- basaba sus ideas en el humanismo cristiano, el FRAP lo hacía a partir del marxismo-leninismo.

En las elecciones del 64, la derecha viéndose perdida, y ante su atávico temor a un gobierno encabezado por Allende, que lideraba el FRAP, opta por respaldar a Frei no obstante que éste propugnaba una Revolución en Libertad. La campaña fue dura, áspera, enmarcada en la guerra fría que enfrentaba a las potencias dominantes de entonces: EEUU y la URSS. Uno de los momentos claves de la campaña fue la marcha de la Patria Joven que culminó en el entonces llamado Parque Cousiño, hoy Parque O´Higgins. Allí me encontré, con tan solo 16 años, acompañando a mi tío, disfrutando el entusiasmo de una multitud que provenía de todas partes, del norte y del sur. El vibrante discurso del abanderado de la Democracia Cristiana hizo el resto. Se da inicio al primer gobierno DC encabezado por Frei Montalva.

No hay comentarios.:

 
Blog Directory